jueves, 26 de julio de 2012

Timothy Brown, la primera persona en el mundo que se haya curado del sida.


Diagnosticado positivo al VIH en 1995, el americano Timothy Brown ya no ha vuelto a mostrar señales de infección desde 2007. Es el único caso conocido en el mundo de curación del sida.
Este fenómeno inédito abre nuevas perspectivas a la investigación.

El 24 de julio pasado el caso de Timothy fue presentado durante una conferencia internacional en Washington sobre esta enfermedad terrible. Su medico, su “salvador” como lo llama, Gero Hütter, hematólogo del hospital universitario de la Caridad de Berlin, explicó a la asistencia como había tratado a su paciente.

El tratamiento de Timothy Brown

Anunciaron dos veces a Timothy que iba a morir: la primera en 1995 cuando se dio cuenta que era seropositivo y en 2006 cuando tuvo leucemia.
La idea de Doctor Hütter fue buscar un donante de médula que tenga células inmunitarias mutantes resistentes al VIH. Según las estimaciones, 0,3% de la población mundial tendría inmunidad natural que provendría de la mutación de un gen llamado “CCR5”.
Esta célula se encuentra sobretodo en la población blanca alrededor del mar báltico y en Europa del Norte.
Nuevas perspectivas
El caso es histórico pero el Doctor Gütter dice que representa nuevas perspectivas aunque no es la solución para 34 millones de enfermos en el planeta. No habría bastantes donantes para tratarles y la terapia es mortal en un tercio de los casos.
El científico habla de nuevas pistas de tratamiento preventivo o nuevas terapias funcionales que consisten en hacer dormir el virus sin tener que tomar medicamentos toda su vida. Claro que no se ha descubierto la luna pero por lo menos despierta esperanza para los 34 millones de contaminados en el mundo.

miércoles, 25 de julio de 2012

Cooperación en tiempo de crisis - Italia


Eran unos cuantos, tenían poco dinero pero muchas ganas de tener una casa propia. Esa es la historia de un grupo de personas que se reunieron en una cooperativa y construyeron sus casas juntos, cerca de Perusa en Italia.

180 personas cuya la mitad es de origen extranjera: Costa de Marfil, Congo, Albania, Brasil, Perú… decidieron construir con sus propias manos esta urbanización de 46 casas.

Cada una de ellas costó 144 000€ lo que representa 40% menos que el precio del mercado para esta zona. Tiene 113 metros cuadrados con jardín, con paneles solares y la certificación energética y antisísmica.

Alberto Sanchez, colombiano, nos cuenta su experiencia. Tiene 53 años, 5 hijos. “Soy metalurgista y estoy acostumbrado a trabajos manuales. Sin este proyecto nunca hubiera podido comprarme un chalet como este. Tenía un presupuesto de 150 000€ y solo me habría encontrado con casas viejas”. Estos últimos años pasó todos sus fines de semana y vacaciones con sus hijos trabajando en la obra de la urbanización.

Representa hoy en día, la mayor experiencia deautoconstrucción, autogestionada y multiétnica jamás vivida en Italia y fue posible gracias a la cooperativa Tutti per Uno creada para llevar este proyecto.

Un ejemplo perfecto de cómo en épocas de crisis la gente consigue lo imposible gracias a la cooperación. ¡Señores recordad que el individualismo no lleva a ningún sitio!