miércoles, 17 de agosto de 2011

Un pequeño pueblo de Camboya abre su primer refugio para ancianos

Cham Bak, en la provincia oriental de Prey Veng, es un pequeño pueblo pobre y polvoriento. Pero a pesar de su miseria acaba de abrir el primer centro de acogida para ancianos en Camboya.

El “pueblo de la jubilación”, establecido en un edificio de ladrill,o acoge de momento a cinco camboyanos de entre 66 y 84 años de edad que hasta hace poco vivían en la calle.

Pin Yon, de 84 años y su mujer Som In de 82 son los felices beneficiarios de este centro que les ha permitido dejar de labrar todos los días su pequeño pedazo de tierra para sacar a penas de qué comer y acabar su vida de forma digna.

Hay que saber que la mayor parte de la tercera edad en Camboya no recibe ningún tipo de pensión ni ingresos y se ve obligada muchas veces a trabajar principalmente en el campo o a mendigar.
La cultura camboyana establece que los hijos se ocupen de los padres cuando éstos son mayores y no pueden trabajar, pero la crisis económica ha llevado a muchos jóvenes a buscar ocupación en las grandes ciudades o en otros países, dejando a sus padres solos.

Ahora este centro vive de la caridad y muchos vecinos de la localidad acudan casi todos los días para cocinar, servir la comida o limpiar las instalaciones.
Los beneficios extraídos de los campos asociados al centro se reparten entre todos, lo que ayuda a aliviar la pobreza de la comunidad.
"Los ancianos piden muy poco y con menos de un dólar diario viven bien. ¿Cómo no vamos a ayudarlos?", concluye Kim Vuthy, un joven de 29 años que fue el principal impulsor de este centro.

Link hacia el articulo completo : http://www.elmundo.es/elmundo/2011/08/17/solidaridad/1313571326.html

No hay comentarios: