martes, 4 de mayo de 2010

Unidos contra los bichos

Hoy vamos a viajar y a recargarnos las pilas en una pequeña isla del sur de Sumatra, Indonesia. Ya me diréis si después de esta noticia, no tenéis ganas de mover vuestros traseritos…

La isla de Pahawang estuvo afectada por la desaparición de sus manglares. Hace dos décadas, toda la región fue víctima de la deforestación y la pesca masiva. Los mosquitos palúdicos, teniendo su hábitat destruido, empezaron a buscar refugio en el interior de las tierras (donde se encuentra la población). Portadores de enfermedades terriblemente peligrosas, convirtieron a esta región en la más contaminada del mundo por el paludismo.

La población de Pahawang, de sólo 1.664 habitantes, lejos de dejarse abatir por la plaga que causaba estragos entre ella, decidió reaccionar y dar la vuelta a la tortilla.

Empezaron, uno a uno, los padres, los abuelos, los alumnos de la escuela primaria, a reforestar toda la isla con sus manglares. Los domingos, entre semana, cuando podían.

Doce años después, la mayoría de la isla está verde, las playas están limpias y un grupo se creó para mantener el crecimiento de la reforestación. Ahora si pilan a alguien talando un árbol, tiene que volver a plantar diez.

Las enfermedades han desaparecido y la población ya no teme nuevas catástrofes naturales como la del tsunami del 2004.
La lucha de esa población se ha hecho tan famosa, que la isla se está convirtiendo en un laboratorio de salvaguardia del entorno insular y litoral.

Sin ponerme mojigata, con movernos un poquito podemos cambiar el orden de las cosas. Esta gente, con su lucha, nos enseña que con la voluntad se puede llegar a lo más impresionante! Un poco de iniciativa, vamos… que no cuesta nada!

No hay comentarios: