lunes, 31 de mayo de 2010

Sin brazos y sin piernas, cruza La Mancha.

No hace falta deciros que fue muy difícil leer una noticia Positiva en este lunes 31 de mayo. Hay que admitir que cada día es una lucha para encontrar algo que nos hará sentir alegres. Pero creo que os he encontrado una gran muestra de perseverancia en el ser humano.

Philippe Croizon es francés, tiene 41 años, y no tiene ni brazos ni piernas. Tuvo un trágico accidente manipulando su antena de televisión que acabó por electrocutarlo y amputándole los 4 miembros hace 16 años.

Pero no se dejó abatir por nada. Philippe, apasionado del buceo, decidió luchar para seguir practicando su pasión. Quería, además, buscar una forma de mostrar que se puede tener una vida normal cuando se tiene un hándicap de este calibre. Su lema “la vida de un discapacitado no es sufrimiento”.

Para hacer ruido mediático para defender su lucha personal, decidió proponerse un objetivo. ¿Cual? Cruzar el mar la Mancha -al norte de Francia-. Él solo, sin ayuda.

Su entrenador dice que al principio, Philippe no podía ni sacar la cabeza del agua porque no tenía ninguna condición física. Hoy dice que está listo para cruzar la distancia entre el norte de Francia e Inglaterra (33km en 24h).

Lo hará en septiembre, equipado de su material de buceo y sus prótesis. Le deseo por mi parte mucha suerte. Es una persona que representa realmente lo que es el positivismo. Gracias Philippe y Bon voyage!

No hay comentarios: